Una idea en la muñeca.
Una circunferencia de paz.
Una aguja en movimiento y libertad.


Cambiar segundos por instantes.
Mirar, por contemplar.
Hacer del tiempo tu tiempo.
Despertar del arcaico tic tac.


Salir a buscar respuestas.
Respirar cada minuto.
Hacer valer cada vuelta.
Relajar.

EVOLUCIONA LA FORMA DE VIVIR EL TIEMPO.

Así como pasan las cosas, un día se instaló la tendencia que llevó a los relojes a darnos la máxima cantidad de información posible, imponiendo una forma estresante de relacionamos con el tiempo.

POLE nace como una oportunidad de liberación, una invitación para abrazar el tiempo desde la conciencia del momento presente, y no desde la limitación y presión continua de su paso.

TIEMPO DE HACER.

POLE busca acompañar a todos aquellos que viven valorando cada instante.

Celebramos la oportunidad de hacer con intensidad, alimentando la curiosidad por descubrir, por conocer nuevos caminos, nuevas personas y actividades.

Somos despiertos, curiosos y libres de hacer con el tiempo lo que queremos.

POLE POLE

En la cultura africana, el mayor mantra es vivir despacio, pole pole en Suajili, marcando un estilo de vida equilibrado que se centra en lo esencial y presente.

Pole Pole para una mayor atención al entorno que nos rodea, para disfrutar lo que captamos a través de nuestros sentidos. Para aprovechar cada instante de ese momento que te hace feliz, por pequeño o grande que sea, sin preocuparte de qué viene después, y después, y después.